Estás aquí:

El colon irritable es una enfermedad crónica (aunque puede ser momentánea en algunos casos) que se manifiesta con dolor y distensión abdominal.

Esta dieta está indicada para pacientes diagnosticados de síndrome de “colon irritable” o “intestino irritable” y que presentan estreñimiento o diarrea leve o bien alternancia de estreñimiento y diarrea.

A continuación, le mostramos las indicaciones que ha desarrollado el equipo de expertos de Nutridelia, pero no obstante le recomendamos que pida una cita para poder personalizar su caso.

PRODUCTOS

El equipo de expertos de Nutridelia recomienda en estos casos suplementar la dieta con:

PhytoEsp diet SYMBIO MEGA 60 cápsulas

MODO DE EMPLEO: 3 cápsulas al día (1 por la mañana, 1 a medio día y 1 por la noche) Complemento nutricional mezcla de probióticos y prebióticos con distintas funciones que van desde los trastornos gastrointestinales como son las diarreas y el estreñimiento, intolerancias alimenticias, desequilibrios de la flora intestinal y la prevención de la candidiasis.

PhytoEsp diet PERM 160 cápsulas

MODO DE EMPLEO: 3 cápsulas al día (1 por la mañana, 1 a medio día, 1 por la noche) L-glutamina además de otras funciones como regular la síntesis de proteínas en el músculo, de glucógeno en el hígado y de ser una importante fuente de energía celular, este aminoácido posee elevada actividad como regulador de la inflamación de los tejidos

HOLOMEGA INTESTOLIN 180 cápsulas Equisalud

MODO DE EMPLEO: 3 cápsulas al día (1 por la mañana, 1 a medio día, 1 por la noche) Complemento alimenticio que contiene L-Glutamina que estimula la regeneración de las células intestinales, cicatrizando y normalizando las mucosas digestivas. Muy útil en enfermedad de Crohn, colon irritable o celiaquía. También contiene prebióticas que favorecen un normal crecimiento bacteriano y a normalizar los procesos digestivos. Contiene L-Cisteína que actúa como protector de la mucosa digestiva y como protector hepático y cardiovascular. Otro de sus componentes es la L-Glicina, precursor del colágeno que actúa como regenerador de los tejidos. Y por último, la Biotina que ayuda a un correcto funcionamiento del sistema nervioso.

BUENOS HÁBITOS ALIMENTICIOS

• Evitar en la medida de lo posible la leche y los lácteos, así como los alimentos grasos, las bebidas alcohólicas, el café, las salsas y los picantes. Masticar lentamente y bien para que el alimento quede bien degradado. • Evitar las grasas. • Aumentar el consumo de carnes y pescados, ya que una dieta rica en proteínas ayuda en estos casos. • Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel, verduras, cereales… • Realizar comidas poco abundantes y más a menudo (NO comidas copiosas) • Usar salvado de trigo o similares, mezclado con los alimentos líquidos (4-8 cucharadas al día) • Evitar los alimentos que empeoren sus síntomas o que no sienten bien. • Evitar bebidas con gas y los alimentos flatulentos: col, coliflor, alubias, garbanzos, lentejas, coles de bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos… • Mientras haya diarreas, evitar la leche y los derivados lácteos, así como el café, el té y el chocolate. Puede tomarse leche vegetal (leche de almendras o de soja). • Evitar las comidas con especies, alcohol, sopas y caldos de sobre, cacao, bollería, pasteles, helados, mantequilla… • Aumentar el consumo de agua (2 litros al día). • Intentar mantener un horario fijo de comidas y de deposiciones. • Hacer algún tipo de actividad ligera, como caminar, pasear, nadar… • Aplicar calor local para evitar el dolor abdominal. • NO usar laxantes. • Evitar el estrés, los nervios, los disgustos…

ALIMENTOS RECOMENDADOS

 

ALIMENTOSRECOMENDADOSEN PEQUEÑA MEDIDADESACONSEJADOS
SopasCaldos y sopas sin grasas y de verduras —Caldos y sopas grasas o irritantes
CarnesCarnes asadas, estofadas, cocidas y a la plancha sin grasa visible de ternera, pollo y pavo. Jamón york, fiambres de pollo y pavoCarnes de cerdo, conejo, cordero y caza. Jamón serranoCarnes fritas y rebozadas grasas. Embutidos Conservas de carnes
Pescados y mariscosPescados blancos poco grasos cocidos, al horno o a la plancha (dorada, merluza, salmonete, bacalao fresco, lenguado, trucha…)Salmón atún, bonito, mariscos y crustáceos cocidosPescados fritos o rebozados grasos y azules (anguilas, arenques, caballa, sardinas…) Conservas de pescados y frituras
HuevosHuevos escalfados o en tortillaHuevos cocidosHuevos fritos
CerealesHarinas, sémola, tapioca, arroz, pan integral (mejor sin miga), cereales sin azúcar.Pan blanco (mejor sin miga) —
Verduras y hortalizasPatatas cocidas, asadas o guisadas, verduras verdes cocidas, zanahoriaVerduras verdes crudas (si no hay diarreas)Patatas fritas, legumbres (lentejas, guisantes, garbanzos, alubias), coles, coliflor, cebolla y puerro
FrutasFrutas cocidas, asadas, en compota o en almíbar. Frutas crudas con pielFrutos secosPlátanos, melón, higos y dátiles, castañas, uvas pasas.
GrasasMargarinaAceite de oliva y girasolTocino, manteca, salsa, mantequilla, paté y foie graso, mayonesa, salsa comerciales
Leche y lácteosYogur y queso fresco. Leche vegetal (de almendras o de soja)Leche desnatada y quesos semicurados (si no hay diarreas)Leche entera, quesos curados y grasos
DulcesDulces sin grasaFlan y natillasHelados, chocolate, cacao, bollería industrial, pastelería y repostería grasa
CondimentosLimón y aceite de olivaSal y azafránVinagre, pimienta, pimentón
BebidasInfusiones (salvo té) y aguasCafé descafeinado, zumos de frutas sin gasAlcohol, vino, sidra, cerveza, café, té, bebidas frías y con gas
VariosTabacoMascar chicle

Contacto