Estás aquí:

El hierro es un mineral que incorporamos a nuestras células a través de los alimentos, de forma que una baja ingesta de alimentos ricos en hierro puede dar lugar a una de las deficiencias nutricionales de mayor prevalencia en el mundo: la anemia ferropénica, cuyos principales síntomas son cansancio, debilidad, dolor de cabeza, problemas de concentración…, a los que se les van añadiendo otros como uñas quebradizas, caída del cabello, palidez, vértigos o mareos, entre otros.

Esta dieta tiene como función aumentar la ingesta de alimentos con alto contenido en hierro. La mejor opción es combinar estos alimentos entre sí y tomarlos también junto con otros ricos en vitamina C,pues ésta favorece la absorción de este mineral.

A continuación, le mostramos las indicaciones que ha desarrollado el equipo de expertos de Nutridelia, pero no obstante le recomendamos que pida una cita para poder personalizar su caso. 

PRODUCTOS

El equipo de expertos de Nutridelia recomienda en estos casos suplementar la dieta con:

AnemiVin 50 ml Erbenobili 

MODO DE EMPLEO: 25 gotas diluidas en un poco de agua dos veces al día, preferiblemente por la mañana antes del desayuno y a primera hora de la tarde. Este complemento alimenticio es fundamental porque ayuda y reequilibra los procesos de absorción y utilización del hierro.

FerVin 10ml Erbenobili

MODO DE EMPLEO: 5 gotas dos veces al día por la mañana y por la tarde. Dejar por algunos segundos el producto a nivel sublingual para favorecer su absorción. Este complemento alimenticio es importante en estos casos de falta de hierro porque favorece una mejor absorción y utilización del hierro e interviene en las diferentes formas de anemias. Útil en las obstrucciones de hígado y en las sideremias. No son muchas las sustancias naturales capaces de intervenir sobre los procesos que regulan el metabolismo del hierro. En efecto, las deficiencias de hierro se generan, no necesariamente por carencias alimenticias, sino también por alteraciones a nivel de su absorción y distribución. En particular, las yemas de tamarices, actúan a nivel de la médula ósea y del bazo donde estimulan la formación de los glóbulos rojos y las plaquetas gracias a una aumentada captación de iones de hierro.

BUENOS HÁBITOS ALIMENTICIOS

  • Consumir 1 ó 2 raciones (180g) de carne rica en hierro al día.
  • Cocer las verduras al vapor o en una olla con poco agua y comerla recién hecha.
  • Comer 2 ó 3 yemas de huevo a la semana.
  • Tomar 4 ó 5 veces a la semana pescado blanco y/o azul.
  • Consumir 3 ó 4 veces a la semana legumbres.
  • Incorporar a la dieta 2 raciones de verdura al día.

ALIMENTOS RECOMENDADOS

ALIMENTOSPERMITIDOSDESACONSEJADOS
LácteosSeparar el aporte de lácteos (leche, yogur, queso) de las comidas principales ricas en hierro. 
CerealesCon base de trigo, avena, maíz, pan integralProductos integrales en exceso
LegumbresLentejas, soja, alubias—-
Verduras y hortalizasEspinacas, acelgas, escarola, col—-
FrutasRicas vitamina C (naranja, fresas, kiwi, limón, piña,…)
Carnes, pescados y huevosCarnes rojas (ternera, caballo, cerdo, cordero) Carnes blancas (pollo, conejo y pavo) Vísceras (hígado, morcilla) Huevos (en especial la yema) Pescados blanco (lenguado, merluza, rape) Pescado azul (salmón, atún fresco, sardina) Crustáceos y moluscos (almejas, cigalas, mejillones, sepia) Embutidos
GrasasAceite de oliva
Tecnologías culinariasEspecias (laurel, comino, eneldo, curry) Cocina a vapor
BebidasTodas, excepto las desaconsejadasTé, café, vino, vinagre

Contacto