Vacumterapia

La terapia de vacío es una técnica no invasiva ideal para el drenaje, la relajación, eliminación de estrías y celulitis. Moviliza las grasas y previene la fibrosis. Se trata de una técnica que realiza un drenaje a presión negativa mediante aspiración a nivel hipodérmico. Moviliza la grasa localizada y tiene un efecto drenante.

La Vacumterapia es una técnica que permite, en función del tipo de cabezal elegido por la especialista y los movimientos que realice sobre la piel, producir diferentes tipos de succión sobre una zona determinada del cuerpo, simulando un efecto similar al de un masaje

Gracias a ello se facilita el drenaje del líquido retenido causante de la aparición de los “hoyos” en la piel, ejerciendo una presión de dentro hacia fuera, totalmente distinto a como se realiza un masaje normal.

Este tipo de masaje favorece el drenaje circulatorio, descongestión y movilización tisular, prevención de fibrosis, relajación muscular, mejora de estrías y movilización de las grasas.

¿Duele la Vacumterapia?

Es una absorción de la piel (tipo ventosa) y puede molestar un poco si la grasa es muy compacta.

Un nivel alto de acidificación es capaz de provocar un amplio espectro de trastornos que van desde la fatiga crónica hasta la debilitación del sistema inmunitario.

¿Qué aplicaciones tiene la Vacumterapia?

Es una tonificación cutánea que puede utilizarse para combatir la celulitis, moldear el cuerpo, complemento en procesos pre y post-operatorios, cicatrices y estrías, aumento de la tonicidad de los glúteos, mejorar la calidad de la piel, antiestrés.

¿Cada cuánto tiempo deben realizarse las sesiones?

Dos o tres veces por semana. Se recomienda siempre dejar 48h entre cada sesión.

¿Cuánto tiempo dura cada sesión de Vacumterapia?

Cada sesión dura unos 20 – 25 minutos.

O envíanos tu consulta

Boletín

Enviando aceptas la política de privacidad.