¿Sabías que existe una estrecha relación entre el exceso de grasa en nuestro cuerpo y las infecciones causadas por el hongo llamado ‘Candida Albicans’? Se encuentra en las membranas superficiales y en las mucosas y produce 79 substancias tóxicas diferentes e impide el adelgazamiento de muchas personas intentan perder unos kilos de más utilizando todos los métodos posibles. Pero, ¿por qué?.

La medicina convencional sigue obviando la candidiasis, ya que es un hongo que todos tenemos desde que nacemos. Sin embargo, el problema llega cuando supera el 10% de nuestra flora intestinal o vaginal. Los antibióticos o medicamentos como la píldora anticonceptiva o la cortisona eliminan las bacterias “amistosas”, o aquellas que mantienen controlada a la cándida. Y, si esto sucede, los hongos proliferan y ocupan el sitio libre de la flora destruida. En cantidades pequeñas es indemne pero cuando su crecimiento aumenta drásticamente puede estar devastando su salud. Además, es un problema que afecta en mayor medida a las mujeres, porque el estrógeno estimula su crecimiento y permite que crezca hasta 10 veces más rápido.

Antes de nada, hay que apuntar que la mayoría de personas que padecen este problema lo desconocen, ya que la medicina convencional no lo diagnostica. Además, es difícil de erradicar porque la candida es “muy camaleónica” y se adapta a cualquier nuevo entorno en un par de días.

Cuando la candida se adueña de nuestro cuerpo, nos pide de manera ansiosa hidratos de carbono y dulces, lo que todavía alimenta más y consigue  proliferar de tal manera que agota al sistema inmunológico y crea toda una variedad de síntomas entre los que se puede encontrar el exceso de peso.

En Nutridelia disponemos de productos totalmente naturales para aliviar los síntomas de las candidiasis que son compatibles con cualquier tratamiento y que se pueden utilizar para prevenirla o de forma terapeútica. Aquí los tienes todos. También te proponemos algunas dietas antifúngicas para prevenir la candidiasis intestinal.

Los azúcares son el alimentos preferido de la candida, por lo que puede producir hipoglucemia. En caso de padecerla, es recomendable evitar todos los productos azucarados, almidones, harinas y cereales. También se abastece de mercurio, por lo que el pescado no es muy recomendable. En este caso, si decides eliminarlo de tu dieta tendrás que pensar en sustituirlo por grasas Omega-3, necesarias para tu salud mental. Las comidas fermentadas como la cerveza, el vinagre y los embutidos, son también caldo de cultivo para el hongo.

Básicamente, este cambio es comer verduras, proteínas y carnes biológicas; evitar los hidratos de carbono, azúcares, bebidas alcohólicas, las comidas fermentadas e incluso la fruta y zumos de frutas y aquellos que contienen fructosa.

Si sospechas que puedes padecer candidiasis, en Nutridelia realizamos el análisis de intolerancias alimenticias (NutriINT) que, además de saber si la padeces o no, te ayudará a mejorar tu alimentación, a controlar tu peso, tu salud y tu vida desde la nutrición más adecuada para tu organismo.